Extreme Age Capitulo 4: Un juego casual

Ir abajo

Extreme Age Capitulo 4: Un juego casual

Mensaje por Master el Lun Ene 01, 2018 2:41 am

Extreme Age
Capítulo 4: Un juego casual

Para un asesino, el sentir la proximidad de otro asesino es natural.
Para una asesina del nivel de Florencia, incluso el sentir la proximidad de un ser vivo, es algo que no está fuera de su alcance.
La joven quedo es silencio esperando que yo me retirará completamente del hogar mirando en dirección de la puerta trasera de la casa.
Max no quería tomar la primera palabra, por lo que espero pacientemente mirando a Francisca.
Ella vestía un buzo azul, unos tennis negros y una polera blanca. Sin dudas daba una imagen más viva y deportiva  que lo que suele transmitir comúnmente.
Florencia volvió la mirada a Max al sentir que mi presencia había dejado la mansión.
-¿Quieres jugar un partido de tenis?- Florencia rompió el silencio tras quedársele mirando un rato.
Max quedo estupefacto por un momento.
-Cámbiate, te estaré esperando en la cancha.
Florencia se retiró sin dejar a Max pensar en una excusa.
Maxi no tardo en idear que sería mejor no llevarle la contra, así que se secó, se puso uno calcetines con unos tennis y una polera roja, con la marca de la misma estampada en el pecho en letras vistosas.
Al llegar a la cancha de tenis de su casa, se encontró con Florencia bebiendo de una botella, sentada en la banca al lado de la cancha, bajo un techo que la cubría del sol.
Al ver a Max llegar se levantó y dejo la botella en una mesita al lado de la banca y tomo una raqueta junto a su jockey.
-Tu raqueta está ahí junto a un jockey y unas muñequeras- dijo Florencia mientras se ajustaba el jockey.
Max no tardó en darse cuenta que se refería al bolso deportivo en la banca contigua a la que estaba sentada ella.
Tomo un sorbo del agua mineral de la botella, se arregló la muñequera, se puso su jockey y al tomar una raqueta se dirigió al frente de Florencia, al otro lado de la cancha.
Florencia al ver que Max se había posicionado correctamente, no tardó en hacer un saque hacia su dirección, a lo que él no tuvo mayor dificulta en responder.
-¿Desde hace cuánto que no hemos jugado?- una pregunta casual de Florencia para un encuentro casual.
-No sé… supongo que desde más de 3 meses- Respondía Max mientras que jugaba sin mayor esfuerzo.
-Mmm…
Ambos dirigían la pelota de tenis a una velocidad baja y con movimientos predecibles, para que su contraparte respondiera cómodamente y con el menor esfuerzo.
No había más movimiento que el de posicionarse correctamente para devolver el balón.
-Siempre me he preguntado el porqué del puntaje tan extraño del tenis- decía Florencia mientras devolvía la pelota.
-¿A qué te refieres?- preguntó Max tras devolver el balón.
-Ya sabes, que se numere 15 30 40. ¿No podría ser más fácil solo enumerar del 1 al 4?
-Es algo más de tradición, antes los puntos se marcaban en un reloj, por lo que cada punto marcaba un cuarto de hora, ósea 15, 30, 45, y 60 para el juego. Más tarde se cambió a 15, 30, 40, y 60 porque es más fácil de pronunciar.
-Mmm… No lo sabía- Florencia respondía con una suerte de desánimo, como si este dato curioso lo fuese a olvidar más temprano que tarde.
La pelota iba y venía sin mucha variedad en la velocidad o en la posición.
-¿Por qué no ocupas muñequeras? Te puedes lastimar- Max no parecía realmente preocupado al hacer esa pregunta.
-Son algo incomodas, creo que me molestan más de lo que ayudan.

Siguieron jugando de forma casual, alrededor de cinco minutos, tras eso Florencia le indico a Max que era necesario hidratarse así que fueron hacia las bancas para beber de las botellas con agua mineral.
-¿Quieres partir?- preguntó Florencia posicionándose, cerca de la línea de saque.
-No tengo problemas en comenzar…- Max respondió a colocarse para sacar a su lado derecho.
-Juguemos al primer set ¿Te parece?- decía la joven asesina.
Max asentó con la cabeza mientras botaba la pelota y se preparaba para sacar.
Maxi Jamás le había ganado ni siquiera un juego a Florencia.
Sus diferencia de edades, altura, fuerza y sobre todo especie, le hacía parecer imposible el solo pensar en ganar un juego, ni mucho menos un set.
Pero ahora también era asesino, es ahora que tiene la oportunidad de alcanzar a Florencia.
El tiempo parecía ir mas lento mientras lanzaba la pelota iba hacia el aire. Tenía que asegurar de inmediato un punto, por lo que puso todo su peso en el saque.
La pelota voló a gran velocidad hacia Florencia, fue el saque más rápido que haya sacado en su vida… una velocidad que desconcertó completamente a Max.
Pero…
El sonido de la raqueta, un golpe sordo en el suelo y el sonido de la reja.
Maximiliano tardo en darse cuenta que había pasado, tuvo que mirar atrás suyo para darse cuenta que la pelota estaba incrustada en la reja.
Un sudor frio comenzó a recorrer su cuerpo.
-Se estuvo conteniendo todo estos años.
Ya eran 6 años aproximadamente que Florencia llevaba siendo asesina, y aunque no jugaban muy seguido y mucho menos útilmente, la última vez que jugaron fue hace 3 meses.
Nunca le había ganado a Florencia en actividades deportivas y le dejaba cierto resentimiento a Max. Pero… pero esto era un abismo de diferencia.
Se dice que la diferencia entre humanos y asesinos era parecida a la de Humanos y simios.
Pero en esto momento le parecía más a la diferencia entre una hormiga y un monstruo.
-¿En qué te has convertido… ¿En que nos hemos convertido?- se preguntaba Max.
-0-15- Florencia trajo fuera de sus pensamientos a Max, mientras caminaba lentamente hacia el otro lado de la cancha.
Max vio la marca producida por el balón –justo en la esquina opuesta- rápido y preciso.
Antes sus ojos era imposible alcanzarla.
No quiso retirar la pelota incrustada en la malla por lo que decidió dejarla ahí y tomar otras pelotas ya que tenían de sobra.
Los siguientes puntos de preferencia de Max no transcurrieron muy diferentes, tan pronto el balón llegase a la raqueta de Florencia, este iba directo a la esquina contraría a la posición de Maxi. Era tan precisa y metódica, que las siguientes pelotas fueron chocando con las incrustadas en la reja quitándolas de ahí y dejando otras en ella. Max no pudo evitar suspirar en sonrisa, al darse cuenta lo ridículo de la situación.
-1-0- dijo la asesina sin mayor ánimo. Preparándose, esta vez, para sacar ella.
Max lo único que podía hacer, era esperar que sacará.
-Si tan solo pudiese ver la pelota.
Tan pronto Max se posicionase para recibir, Florencia levantó el balón por encima de la cabeza y en un cambio brusco de velocidades, envió la pelota hacia el campo de Max.
Max no pudo seguir el movimiento de la pelota, solo escucho los golpes secos en el piso y la reja detrás de él.
-15-0- Florencia llevaba la cuenta sin mayor ánimo.
Max confirmo el punto viendo la marca en la cancha.
–Justo en la esquina opuesta.
Cambio el lugar de recibimiento y el proceso se repitió.
Florencia no fallaba en ningún centímetro. Parecía una máquina.
-No me voy a quedar tratando de mirar algo imposible de ver.
Florencia era rápida y precisa, pero eso le daba una ventaja a Max, si sabía dónde iría el balón, no tendría por qué verlo, solo posicionar la raqueta en un ángulo que le permitiese devolverla.
Maximiliano se posiciono un poco al lado de la esquina, posicionando la raqueta donde deducía que iría la pelota.
-Eres tan obvio…-
El posicionamiento de Max era ridícula, Florencia solo tenía que sacar hacia otro lugar y era punto seguro.
Pero… nuevamente lanzo el balón al aire, era un movimiento pacífico y fluido.
Un sonido seco, un golpe en el suelo, un estruendo en la raqueta de Max, un dolor intenso en su muñeca, un ruido en la reja y el sonido de la raqueta cayendo en el suelo.
El dolor fue tan intenso que por un momento creyó que su muñeca estaba destrozada, por lo que la miro asustado, pero parecía estar bien, y el dolor ya se había ido.
Max vio la pelota incrustada en la reja por encima de la anterior a ella.
-30-0- parecía una voz demasiado tranquila para el gusto de Max
El joven camino lentamente hacia la pelota, la toco –estaba algo caliente- y al ver que no podría sacarla de la reja, se dirigió a su raqueta.
Parecía estar en buenas condiciones, se supone que están diseñadas para  recibir ese tipo de impacto. Además su agarre cedió antes de ella, por lo que dudaba que estuviese dañada.
-Y pensar que creía poder igualarla ahora, si ni siquiera puedo seguir con los ojos el balón, ni mucho menos responder la pelota- pensaba Max –Un momento… ¿seguro que no puedo seguir la pelota con mis ojos.
Trataba de pensar, y aunque podría ser su imaginación, podía ver como una mancha/silueta se dirigía hacia el lado de su cancha.
-¿Quieres que saque en el mismo lado?- pregunto Florencia de forma tranquila –Se te hará más fácil predecir los patrones.
-¿Se está burlando de mí?- pensaba Max, pero no era tan orgulloso para rechazar esa oferta –Está bien, si quieres saca a tu lado derecho.
Recibir a su derecha creía que sería mucho más fácil que recibir con un revés.
Max volvió a posicionarse, mientras que Florencia regresaba a la línea de saque.
Boto unas tres veces, levanto el balón por encima de su cabeza y el balón termino incrustándose  en la reja, después de haber rebotado en la esquina reglamentaria.
Maxi esta vez solo se concentró en seguir el balón con sus ojos, sin siquiera molestarse en responder al balón.
-40-0- una voz calmada resonó en la cancha –Creía que posicionarías nuevamente tu raqueta en la trayectoria de la pelota.
-Es solo una silueta pero… creo que sí puedo verlo si me concentro y se de ante mano donde estará- pensaba Max.
Florencia boto el balón y saco de nuevo. Como era de adivinar, el balón se incrusto en la reja atrás de Max.
-2-0- llevaba la cuenta Florencia de forma calmada.
-¡Ja ja ja ja!- Max estallo de rizas –Si puedo verlo ¡Si puedo ver el balón!
El cambio repentino de emociones de Max, provocó una pequeña alteración en el rostro de Florencia.
-Supongo que ahora podrás responder por lo menos- Florencia parecía algo más animada, o fue solo mi imaginación.
Max se fue decidido a sacar otras dos nuevas pelotas del canasto, se posiciono en la línea de saque, pero esta vez dio un saque flotado y lento. Tan pronto la pelota salió Max corrió hacia la esquina opuesta, manteniendo su vista en la pelota.
Tenía el presentimiento que Florencia no cambiaría su plan de ataque, por lo que no le sorprendió cuando el balón se dirigió a gran velocidad a donde él se dirigía.
Apretó fuertemente los dientes, puso la raqueta en cierto ángulo, y aguantándose el dolor de su muñeca dirigió lo mejor que pudo la pelota en dirección de Florencia.
El esférico dio en el centro de la red.
-Tanta riza solo para eso- dijo Florencia con su calmo tono de voz.
-Esto solo está comenzando- Max respondía yendo a recoger el balón
-Caliente…
La temperatura de la pelota parecía haber ascendido debido a la fricción con el aire. Aunque ahora ya era tarde para sorprenderse.
Volvió a posicionarse en la misma línea de saque.
-Supongo que tú también vas a sacar siempre donde mismo, vamos 0-15.
Tomo aire y lo soltó lentamente, levanto el balón y dio un lento saque flotado y en un repentino cambio de ritmo se dirigió nuevamente a la esquina.
El patrón de ataque de Florencia no iba a cambiar, por lo que nuevamente dirigió el balón hacia la esquina donde se dirigía Maxi.
Max apretó los diente y golpeo el balón lo mejor que pudo, este reboto rápidamente hacia el borde de la malla, pero por la gran potencia del golpe, esta rozo gran parte de ella siguiendo de largo por encima hacia la parte de Florencia. Pero antes de que Max pudiese cantar victoria, Florencia ya estaba encima de la red dirigiendo el balón hacia la esquina opuesta de Maxi.
No solo pudo alcanzar una pelota difícil, si no que no se contuvo en enviarla directamente a la esquina opuesta de Max.
-¿Qué tengo que hacer? ¡Qué tengo que hacer para ganar si quiera un punto! ¿Eh?- pensaba Max cuando se dio cuenta de que Florencia no solo contuvo su fuerza por todos estos años, sino que también su tremenda velocidad y reflejo.
-0-30- anunciaba el puntaje Florencia tranquilamente, mientras se posicionaba para recibir.
-Supongo que ahora se dónde enviará el siguiente balón, pero… ¿podré alcanzarlo? Quizás si respondo con un golpe flotado tendré el tiempo de llegar. No, seguro que solo reventará la pelota haciéndome imposible llegar a ella incluso sabiendo donde irá.
Max se posiciono en su línea de saque, levanto el balón y volvió a tirar un saque flotado para que le diere tiempo llegar a la esquina.
El balón como ya suponía, llego a la esquina a una gran velocidad, pero…
-¿Qué es esto?- se preguntaba Max -¿El saque fue más lento, o la respuesta lo fue?
No sabía que estaba pasando, el hecho es que llego para responder en una posición mucho más favorable el balón de Florencia, con lo cual pudo responder de mejor manera, posicionándolo relativamente cerca de la esquina opuesta a Florencia.
Ella corrió para recibirlo, y la envió hacia la esquina la cual se dirigía Max.
-Ella es esta golpeado más lento, ¡Sí! Puedo alcanzarlo.
Aunque dicho esto, apenas pudo alcanzar el balón, pero fue lo suficiente para enviarlo de vuelta y para que el pudiese correr hacia la otra esquina.
Florencia no tuvo mayor problemas en responder el balón y lo dirigió donde Max estaba arrancando.
Al no estar preparado Max, no pudo reaccionar a tiempo y el balón hizo un punto fácil.
-0-40- Florencia, con su tono de voz calmo que poco a poco iba calando en la mente de Max, llevaba la cuenta tranquilamente.
-Creía que no ibas a cambiar tu patrón de ataque- dijo indignado Max
-¿Creías que te iba mantener de un lado hacia el otro de la cancha como un perro?- respondió Florencia, en lo que parecía ser una burla.
-Supongo que tendré que ir descubriendo poco a poco tus patrones de ataque.
Max se alisto en su línea de saque, saco con un saque flotado, y corrió a su línea opuesta.
El balón no tardo en ir hacia donde estaba Maxi, como el suponía, no iba a cambiar el patrón, solo iba descubriendo más de este, a medida de que respondía. Pero había algo que le molestaba, ¿Por qué la pelota parece ir más lento? Cuando respondió y se dirigió hacia la otra esquina, el balón tardo más de lo que esperaba en llegar, pero cuando espero en esta para recibir el siguiente ataque se dio cuenta. Cuando estaba detenido, el balón parecía ir más rápido. No es que Florencia estaba variando la velocidad de la pelota, Maximiliano era el que se movía más rápido.
Aunque la pelota se dirigió donde estaba Max, este no pudo responder ya que su mente estaba más preocupado en analizar el actual descubrimiento.
-0-60- llevaba la cuenta Florencia –Creía que responderías a esa.
-Respóndeme algo Florencia- con tono firme hablo Max -¿Por qué decidiste jugar conmigo?
-Estaba algo aburrida y como desde hace tiempo que no jugábamos, creí que sería buena ocasión.
-Mentira…- pensó Max.
Él sabía que había un motivo por el cual este repentino cambio de ambiente, sobre todo sabiendo los pasados acontecimiento, pero no quería indagar más en el asunto, Florencia era de esas personas a las cuales mejor no hacerlas enojar.
El partido trascurrió de una manera no muy distinta a lo que he estado narrando, cada vez que Max podía responder un ataque de Florencia, ella contraatacaba el balón sin mayor problemas, Max de vez en cuando podía adivinar el siguiente ataque, pero en ninguna ocasión pudo anotar ningún punto.
Lo más frustrante ara Max fue que Florencia jamas vario su patrón de ataque.
-5-0- Florencia daba a entender a Max, de que si ganaba este juego, terminaba ganado el set y por consiguiente la partida.
-Tu y yo sabemos muy bien, que en estos últimos puntos no podré ganar ninguno- hablaba Max con una voz muy entrecortado por el gran esfuerzo que llevaba haciendo durante todo el partido –Pero también sabes a la gran velocidad que he mejorado en este. Tarde o temprano te alcanzare Florencia ¿Es eso lo querías descubrí Florencia, en que si seré capaz de superarte alguna vez?
-Puede ser…
En términos de tenis era una afirmación poco creíble, Florencia llevo un juego predecible y monótono a propósito durante todos los puntos, solo tenía que variar un poco los ataque para que Max ni si quiera tuviese oportunidad de responder. Pero ambos sabía que a lo que se refería era a algo mucho más personal.
Florencia tenía el saque, boto el balón con tranquilidad, lo levantó por encima de su cabeza, y en un cambio repentino de velocidad, golpeo el balón.
Un golpe, un silbido, un golpe seco, la reja sonando tras de Max y el balón atravesándola sin problemas.
Un sudor frío recorrió nuevamente el cuerpo de Max.
No solo que nuevamente no pudo seguir con la mirada la pelota, si no que un sonido parecido a un látigo sonó de repente.
-15-0- la voz tranquila de Florencia, sin índices de esfuerzo, llevo la cuenta.
Nuevamente boto el balón con tranquilidad, la levanto por encima de su cabeza.
Un estruendo, un silbido, un golpe seco, y  la reja resonando tras de Max como si un auto hubiese chocado contra ella.
El sonido aumento en magnitud y claramente la velocidad del balón iba mucho más rápido que el anterior.
-30-0.
Florencia caminaba tranquilamente, mientras sacaba otros 2 balones más.
Boto una de ellas en su línea de saque, la levanto por encima de su cabeza y…
Un gran estruendo, un silbido, un sonoro golpe seco, y la reja de atrás sonaba estrepitosamente.
Max no sabía qué hacer, cada golpe era mínimo el doble de rápido que el anterior, aunque él no podía seguirlos con la mirada, tenía esa sensación que le calaba por los huesos.
-40-0.
Tomo el último balón, lo boto un par de veces, lo levanto por encima de su cabeza.
Una explosión, un silbido potente, un golpe seco, pero la reja no sonó esta vez.
La pelota nuca toco la reja, presumiblemente paso por encima de ella.
-60-0. Eso es partido para mí- finalizo la cuenta con su voz relajada y se dirigió hacia las bancas para tomar un poco de sombra y de agua.
Max no lo podía creer, Florencia no solo se estuvo conteniendo durante todos estos años, incluso en este partido igual se estaba conteniendo. Tampoco podía afirmar que ese último saque era su Máximo potencia, Florencia no parecía esforzarse en lo más mínimo, en cambio, seguía tan tranquila como siempre.
Las esperanza de Max por alcanzar a Florencia, parecía romperse en pedazos.
avatar
Master
Admin

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 10/01/2017

Ver perfil de usuario http://rolxe.activo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Extreme Age Capitulo 4: Un juego casual

Mensaje por Jace Wayland el Lun Ene 01, 2018 3:27 am

Yo he leído más de 500 capítulos de novelas y este capítulo me parece sobrevalorado 6/10
avatar
Jace Wayland

Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 11/01/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.